jueves, 24 de agosto de 2017

Reseña de "El Reino" (Robert Lacey)



-Título: El reino
-Autor: Robert Lacey
-Editorial: ECC
-Formato: Rústica
-Páginas: 688
-ISBN: 978-84-16796-49-6
-Precio: 32 €
-Sinopsis:
El reino es la primera historia de uno de los países más difíciles de explicar del mundo.
Hace menos de 100 años, Arabia era una península desértica y empobrecida gobernada por jeques y sultanes insignificantes. Hoy en día, Arabia Saudí, gobernada por la familia más rica de la historia de la humanidad y única en haber dado su propio nombre a un país, domina los mercados monetarios del mundo. Una anomalía geológica ha enriquecido el reino con petróleo y la familia de los Saud la ha explotado fiera- mente.
Robert Lacey pasó cuatro años en Arabia entre príncipes y pastores de camellos, hombres de negocios de ámbito internacional y doctores de la religión en ciudades resplandecientes y campamentos miserables en el desierto. Relata un país de contrastes increíbles con gran viveza. A medida que el precio del petróleo empobrece a Occidente y enriquece al reino, uno no puede sino envidiar y temer este país fuera de lo común. Este libro ayuda a entender estos fenómenos, así como el auge de la actual vertiente radical de algunos islamis- tas que tienen aterrorizado al mundo.



-Opinión personal:
La de Arabia Saudí es, sin duda, una de las historias más peculiares y relevantes del siglo XX; la de un país sumido en la pobreza y en costumbres ancestrales que, tras el descubrimiento de las posibilidades del petróleo, se transforma en una de las potencias que decide cómo se reparten las fichas del tablero internacional. Robert Lacey comienza este híbrido entre crónica periodística y novela con el propio siglo, a través de la dinastía de los Saud y su primer miembro, Abdul Aziz, que tras conquistar Riad en 1902 a la familia enemiga de los Rachid, comenzó a levantar un dominio basado en la venta de concesiones de petróleo a Occidente, cuando ésta comenzó a descubrir sus virtudes como combustible, y la abundancia del mismo en la península arábiga, a partir de los años 20. Es a partir de entonces cuando la intervención extranjera, el crecimiento desmesurado de la riqueza y unas costumbres que se mantuvieron fieles al arcaísmo vigente en la región, cuando comienza a gestarse esa mezcla tan peculiar que constituye el país en la actualidad, caracterizada por el contraste insólito entre la riqueza desmesurada, la tecnología punta, el extremismo religioso y la dudosa aplicación de los derechos humanos.
Pero además de eso, la historia de los Saud está, como en todas las buenas sagas, llena de intrigas, maquinaciones, nepotismo y tensiones políticas. Administración, poder ejecutivo, legislación y, sobre todo, religión (en este caso el wahabismo, una de las ramas más extremistas del sunismo en la que se apoyó Abdul Aziz para cimentar su poder) continúan siendo una sola cosa en el país, que también se ha caracterizado por tensiones continuas con países vecinos como Siria o Irán.
La narración ágil de Robert Lacey, periodista que pasó siete años en Arabia Saudí entrevistando a diversos representantes de su sociedad para escribir este libro, se complementa con una gran cantidad de notas aclaratorias, mapas, apéndices y árboles genealógicos que resultan muy útiles tanto para no perderse como para hacer este libro imprescindible para cualquiera interesado en este país o en Oriente Medio. Publicado en 1981, Lacey realizó una continuación, En el Reino, publicada en 2009, en la que se buscan las raíces de Al Qaeda y el terrorismo islámico tristemente tan de actualidad.
En resumen, y a pesar de su longitud, este libro merece una lectura atenta, que además en ningún momento se hace pesada dado el tono periodístico de su redacción, y que nos aportará conocimientos básicos para entender muchas de las motivaciones que mueven nuestro mundo actual.

lunes, 31 de julio de 2017

Reseña de "La última tentación" (Neil Gaiman, Michael Zulli, Alice Cooper)



-Título: La última tentación
-Autor: Neil Gaiman, Michael Zulli, Alice Cooper
-Editorial: Planeta cómic




Una conjunción de talentos –y de estilos- como el de Neil Gaiman, Michael Zulli y Alice Cooper es difícil que falle, más cuando los dos primeros habían mostrado ya su potencial trabajando conjuntamente en Sandman con muy buenos resultados. Como nos narra Gaiman en la introducción, este cómic es el resultado del interés de Alice Cooper por que el escritor colaborase enriqueciendo con su trabajo el álbum The Last Temptation. Ambos artistas congeniaron rápidamente y, de esta manera, comenzó a fluir un proceso creativo en el que Michael Zulli fue elegido para dotarlo de imagen visual.
La trama, algo más lineal de lo que nos tiene acostumbrados Gaiman, resulta sin embargo eficaz, y orientada sobre todo a un público adolescente. Aunque quién no ha imaginado todos los terroríficos y sobrenaturales fenómenos que pueden suceder en los aledaños de Halloween…esto les ocurre a Steven y sus amigos, que descubren el misterioso Teatro de lo Real, allí donde antes sólo había muros de edificios. Steven, acomplejado por las burlas de sus amigos, acaba adentrándose en el extraño lugar y conociendo al Histrión, maestro de ceremonias y a la vez participante en una función que cambia la vida de aquellos que la presencian. Este personaje, de gran similitud física con el propio Alice Cooper, actúa como una suerte de Mefistófeles ofreciendo a Steven convertirse en aquello en lo que todos temen y que, por lo tanto, ya no haya nada que temer, frente a un futuro real desolador, con la sencilla condición de concederle su voluntad a cambio. A pesar de lo tentador de la oferta y de la insistencia del Histrión, que se aparece a Steven poseyendo a los personajes de su vida cotidiana, el adolescente duda y teme el macabro espectáculo que ha podido presenciar en el Teatro de lo Real, cuya función es representada por un ejército de muertos vivientes… esto, y las advertencias de Piedad, también atrapada en el Teatro, le llevan a descubrir un truculento suceso del siglo anterior, por el que un teatro situado en el mismo lugar acabó ardiendo, tras la misteriosa desaparición anual de varios muchachos del pueblo. Todos estos convulsos acontecimientos le llevarán a tomar una decisión que representará su paso a la madurez, y la asunción de responsabilidades que conlleva la vida adulta.
La atmósfera gótica de la que Gaiman y Cooper son maestros, con frecuentes guiños a la Serie B, es maravillosamente completada con el dibujo de Zulli, que enérgico y delicado a la vez, nos traslada con gran eficacia a este ambiente teatral y terrorífico, bello y decadente a la vez, en el que preciosismo y morbidez van de la mano. El resultado final es, por lo tanto, muy satisfactorio. Gaiman aporta su buen hacer y enriquece con su agudeza psicológica y una trama absorbente el mundo de Alice Cooper, y a su vez el cómic es ideal para ser leído con el álbum homónimo del rockero de fondo.
Esta edición de Planeta se complementa con una gran cantidad de extras, que incluyen tanto la propuesta original de Neil Gaiman para Alice Cooper, los guiones originales, una lámina inédita del propio Zulli, y una extraordinaria galería de portadas por Dave McKean, autor también de la imagen de cómic y disco, cuyo nivel de calidad y potencia creativa aumenta el valor de esta interesante propuesta. 

Gracias a Planeta Cómic por el ejemplar

miércoles, 19 de julio de 2017

Reseña de "Soy pez, soy pájaro, soy lombriz" (Tomàs Bases)



-Título: Soy pez, soy pájaro, soy lombriz.
-Autor: Tomàs Bases
-Editorial: Diábolo
-Formato: Cartoné
-Páginas: 36
-Precio:  13.95 €
-Sinopsis:
El joven y ambicioso rey Leopoldo renuncia a sí mismo con tal de obtener un inmenso poder.
Tras muchas y fantásticas peripecias, su ambición se ve recompensada. Aunque a un precio muy alto y no por mucho tiempo.
Esta experiencia le regalará un verdadero tesoro.
Soy pez, soy pájaro, soy lombriz es un maravilloso cuento ilustrado que cautivará a cualquier lector que se acerque a él, sea de la edad que sea.





-Opinión personal:
            Como todas las buenas obras pensadas para público infantil, esta historia puede ser disfrutada por todas las edades. Tomàs Bases despliega una maravillosa fantasía con múltiples referencias a títulos referencia de la miniatura medieval, como Las muy ricas horas del Duque de Berry, el códice de las Cantigas de Alfonso X el Sabio, o los Beatos de Liébana, para recrear un mundo donde la naturaleza, los animales y la fantasía son difícilmente separables.
            A través de una historia aparentemente sencilla, el rey Leopoldo recorre todos los mundos posibles: agua, tierra y aire, intercambiando partes de sí mismo por otras pertenecientes a cada uno de ellos, en busca de un gran tesoro que en realidad, y como descubrirá al final gracias al poder de la amistad, se encuentra dentro de sí mismo. El punto fuerte de este libro es, sin duda, la originalidad gráfica resultante de las fuentes anteriormente mencionadas y de la creatividad del autor, que sabe infundir un aire fresco y renovado a la estética medieval, logrando que nos resulte muy actual a pesar de los siglos transcurridos, e integrándose con naturalidad con el lenguaje del libro ilustrado actual.
            El libro se complementa con una bella animación disponible en Vimeo, en la que cada uno de los elementos de este maravilloso mundo cobran vida y consigue, al igual que en el papel, imágenes tremendamente sugerentes. En resumen, un regalo para la imaginación que proporciona un intenso disfrute estético en el que sólo la sensibilidad, y no la edad de los lectores, cuenta.

Gracias a Diábolo por el ejemplar.








martes, 18 de julio de 2017

Reseña de "El dragón negro" (Chris Claremont, John Bolton)



-Título: El dragón negro
-Autor: Chris Claremont, John Bolton
-Editorial: ECC
-Formato: Cartoné
-Páginas: 192
-Precio:  17,50 €
-Sinopsis:
La épica saga del caballero en el exilio James Dunreith, el Dragón Negro, es un caldero de bruja que contiene nigromancia, cuentos de hadas y un elenco de figuras históricas, entre las que se encuentran Robin Hood y Leonor de Aquitania, ¡en lucha por el alma de la Inglaterra medieval! Esta fantástica nueva edición contiene, además, una serie de bocetos y dibujos inéditos.
Chris Claremont (X-Men, Lobezno, Los Cuatro Fantásticos), éxito de ventas del New York Times. John Bolton (Shame: Deshonra, El Dragón Negro, Corazón de Arlequín), artista aclamado por la crítica. ¡Del legendario dúo creativo tras la inmensamente popular Marada: La mujer lobo, llega una historia de espada, brujería y terror mitológico que entusiasmará al aficionado más incondicional de Juego de Tronos!



-Opinión personal:
            Esta historia combina los principales mitos y figuras históricas fundacionales del Reino Unido, situándose en una época, el siglo XI, de la que tenemos una visión en que la frontera entre el mundo de los humanos y de las criaturas mitológicas no existía, y la magia formaba parte de la vida cotidiana. El tema es, como tantas otras veces, la eterna lucha por el poder entre el bien y el mal o, en este caso, una causa aparentemente noble pero mal entendida, para la que el malvado Edmund no tendrá ningún escrúpulo con el fin de obtener el triunfo. Sólo su amigo James Dureinth podrá, con ayuda de su magia, hacerle frente, ante la petición de ayuda de la propia Leonor de Aquitania, con el reino sumido en un caos fratricida por las luchas entre sus hijos.
            El poder de la magia está encarnado por el dragón negro que acompaña a Dunreith a través de visiones, y que le confiere todo su potencial. Sin embargo, en malas manos como las de Edmund, por lo que hadas, criaturas del bosque y hombres deberán unir sus fuerzas para luchar contra la destrucción total de Inglaterra que supondría el triunfo del malvado hechicero. Edmund no será un rival fácil, y desplegará todo su poder frente a Dunreith, que no obstante contará con la ayuda y el amor de Elianne, la hija de su rival, para salir airoso de la situación. Aunque se masca la tragedia, y no son infrecuentes las sorpresas y los giros de guión, el final será feliz, a pesar de que implicará la huida definitiva del mundo de las hadas, que permanecerá oculto a nuestros ojos desde entonces.
            Correspondiente a la intensidad de esta aventura, el ritmo de la historia no deja un minuto de respiro, aunque está bien compensado y mantiene el suspense hasta el último momento. El dibujo muestra un gran uso del blanco y negro, sin que sean necesarios más colores para dar toda la vida a la acción que necesita. Son magníficas las viñetas correspondientes al dragón negro y a las escenas de lucha, y John Bolton desarrolla una estética muy sugerente, que recuerda a veces a los grabados art nouveau, como los de Harry Clarke y Aubrey Beardsley.
            En resumen, una muestra muy interesante del género de espada y brujería, para todos los que les apetezca disfrutar de una gran aventura llena de fantasía.