lunes, 6 de marzo de 2017

Reseña de "El despertar del Cabezón" (Enrique V. Vegas)



-Título: Los Cabezones de las Galaxias. El despertar del Cabezón.
-Autor: Enrique V. Vegas
-Editorial: Dolmen
-Formato: Cartoné
-Páginas: 102
-Precio: 15 €
-Sinopsis:
Han pasado muchos años desde que nuestros héroes destruyeron la segunda Estrella Divina de la Muerte, convirtiéndose en leyendas, cromos, tazas, servilletas… Sus caras están en todas partes.
Los coleccionistas de toda la galaxia no tienen ya espacio en sus estanterías… Entre las piezas más cotizadas, el Santo Grial, el sable del mismísimo Darz Vander, el que perdió su hijo Lucas, con o sin mano. El Imperio Cabezón se llama ahora Nuevo Orden e intenta borrar todo rastro de lo que ocurrió. La princesa Celia se resiste como una leona.
¡La aventura está servida!



-Opinión personal:
            Si echabais de menos los descacharrantes personajes galácticos de Enrique Vegas estáis de suerte, porque vuelve el temible Imperio Cabezón, rebautizado como Nuevo Orden, dispuesto a acabar con todos los artículos freakies atesorados por los coleccionistas que recuerden las hazañas de Lucas Skaywalker, la Princesa Celia y Juan Cholo. Pon Cameron acaba siendo pillado en pleno contrabando y, prisionero del Nuevo Orden, se hace amigo de Pin, que evita su triste destino de limpiador de letrinas huyendo con él en un loco viaje que les llevará al planeta-vertedero de Reina. Ésta, que sueña con montar un Carrefour con multicines y petarlo en su planeta, se unirá a la desastrosa aventura y no tendrán ningún reparo en apropiarse del Halcón Milenario, con Han Cholo y Chucky incluidos. Tras una parada técnica en el garito de Mari la Gata, que acaba, como casi todo en este cómic, a tortazos, Reina consigue birlar el más preciado artículo freakie de toda la galaxia: el sable de Darz Vander. Pero desde la base rebelde la princesa Celia no va a permitir ningún desorden y, nada más recibir a los viajeros, les envía a robar los planos de la nueva Estrella Divina de la Muerte y a ver a su hijo Kailo-Nen, un chaval algo conflictivo y con delirios de grandeza. Pero Reina no se va a dejar acobardar fácilmente y, como era de prever, las peleas y los gags descacharrantes están servidos…
            Buen conocedor tanto de la saga oficial como de los mecanismos del humor made in Spain, Enrique Vegas continúa exitosamente su personal universo Cabezón, en el que los cameos audiovisuales, las risas y todo lujo de detalles freakies hacen de su lectura una delicia para cualquier fan del mundillo. Su habilidad para captar la visión humorística, caricaturesca y entrañable a la vez de personajes queridos y conocidos por todos continúa dando excelentes resultados, y no defrauda con su versión cabezona del más actual y esperadísimo episodio del universo Star Wars. Risas aseguradas aunque vuestro nivel de “frikismo” no sea muy alto.

Gracias a Dolmen por el ejemplar.


 



miércoles, 1 de marzo de 2017

Reseña de "Wolf Children" (Mamoru Hosoda)



-Título: Wolf Children.
-Autor: Mamoru Hosoda
-Editorial: Planeta Cómic
-Formato: Rústica
-Páginas: 168
-Precio: 8,95 €
-Sinopsis:
La estudiante universitaria Hana conoce a un descendiente de los lobos.
Como resultado de un amor que parece de cuento de hadas, nacen los hermanos Yuki y Ame, los “hijos del lobo”, pero...
¡Empieza una historia de padres e hijos que te llegará muy hondo!



-Opinión personal:
Lo que comienza como la típica historia de amor entre universitarios tímidos esconde un secreto. Hana no podía imaginarse que acabaría enamorándose de un híbrido de lobo y ser humano, con una naturaleza fluctuante que suele acarrearle problemas. A Hana, enamorada hasta la médula, no parece importarle, pero pronto llegarán los hijos y los problemas sobreañadidos… sola en la vida, deberá hacerse cargo de los pequeños Yuki y Ame, tan inquietos y juguetones como todos los bebés, y como todos los cachorros de lobo…
Una historia que podría sonarnos a ya oída, pero que cobra su propia singularidad al insertarse en la vida cotidiana, lejos de contextos legendarios o de cuentos de hadas. Hana deberá enfrentarse a las dificultades que cualquier madre afronta, con un plus añadido: sus pequeños todavía no controlan su doble naturaleza, y ella deberá protegerles de prejuicios y peligros que parten, ante todo, del propio ser humano, intentando no sin riesgo que sean ellos lo que puedan elegir su propio destino. Para ello, a pesar de las dificultades económicas, Hana decide trasladarse al campo, donde Yuki y Ame pueden crecer y desarrollarse sin miedo a opiniones recelosas, con el fin de que puedan vivir su doble naturaleza sin sufrir por ello. Por el momento las tensiones sólo aparecen insinuadas, y la idea parece acertada, aunque veremos qué pasa en próximas entregas, sobre todo cuando los hermanos alcancen la adolescencia…
A pesar del dramatismo de la historia, se imponen ante todo la ternura y el inmenso amor mutuo entre Hana y sus hijos, que parece limar cualquier problema, a lo que también contribuyen la capacidad de decisión de la joven madre, así como su valentía de permitir a los pequeños que elijan su propio destino, y puedan decidir si prefieren vivir entre las personas, o entre los lobos…
El dibujo, dentro de la línea del manga -----, es limpio, dinámico y ágil, con suaves contrastes entre los grises, afianzando la ternura que transmite toda la historia, en especial en las escenas de amor entre Hana y sus hijos, y es este dulce sabor de boca lo que permanece tras la lectura de esta primera entrega, que nos deja con la inquietud sobre lo que sucederá a unos personajes a los que es imposible no tomarles cariño desde la primera página.
Gracias a Planeta Cómic por el ejemplar.



 



           

miércoles, 1 de febrero de 2017

Reseña de "Orlando y el juego 3. Los heraldos de la niebla" (Luis Durán)



-Título: Orlando y el juego 3. Los heraldos de la niebla.
-Autor: Luis Durán
-Editorial: Diábolo
-Formato: Cartoné
-Precio: 24,95 €
-Sinopsis:
El juego comienza eligiendo a un guardián que deberá situarse de cara a una pared. El resto de jugadores, a cierta distancia, deberán avanzar, con el objeto de tocar la pared custodiada. Cuando el guardián cuenta hasta tres se dará la vuelta y señalará a todos los jugadores que se estén moviendo. Ganará el jugador que alcance la pared sin ser sorprendido por el guardián.
Reglas del juego “El escondite inglés”.
En esta nueva entrega Orlando, incansable viajero en el tiempo, se acercará hasta el Medievo crepuscular para custodiar junto a Andrés ”El Torcido”, el padre Alonso y el caballero Don Diego de Iranzo, unas reliquias que parecen poseer el don de atraer la lluvia.  Al mismo tiempo, en su infatigable búsqueda de Marcel, Orlando  franqueará nuevos lugares como  la Venezuela del siglo XIX, la España rural de los años treinta o un quimérico futuro donde la Tierra ya solo puede ser evocada a través de la memoria. Antes, después, ahora… hoy, ayer, mañana. Da lo mismo desde que Orlando y Marcel  desafiaron el tiempo lineal y provocaron nuevas paradojas en la esfera de cada reloj.



-Opinión personal:
            Continúa en esta tercera entrega la apasionante persecución ideada por Luis Durán, en la que nos hace ver que tiempo y espacio están lejos de ser algo rígido, sino que fluyen y se multiplican a la manera de los fractales. En esta ocasión la narración se detiene fundamentalmente donde terminó en la entrega anterior: el misterioso parecido entre Marcel y un santo del siglo XV cuyas reliquias son objeto de rapiña y disputa por atribuírsele el atraer la lluvia. Esto no impide que, como siempre, se nos traslade a otros momentos por completo distintos con otras apariciones del misterioso personaje, como puede ser la vida marginal de Joaquín, un muchacho que parece abocado a la delincuencia, o la bella historia, narrada en verso, de una revolucionaria venezolana en el proceso de independencia del país. Orlando, incansable perseguidor de las alteraciones –hasta el momento positivas- de Marcel, deberá transportar las reliquias a Medina Sidonia, donde supuestamente estarán más seguras, aunque parece haber una gran cantidad de intereses en juego directamente relacionados con ellas, cuyo misterio queda en suspenso, al igual que el de los signos circulares que aparecen en los campos y parecen poseer la extraña capacidad de transportar a quienes se meten en ellos a otros momentos de sus vidas…
            Luis Durán consigue mantener el nivel de calidad en guión y trama, a pesar de lo ambicioso de la serie y de la dificultad que plantea el resultar solvente manejando el lenguaje y los personajes de momentos tan dispares. Asimismo, el autor continúa mostrando su habilidad para crear una serie de subtramas y personajes secundarios de gran fuerza y atractivo, sin que por ello decaiga la acción principal que vertebra la historia ni se diluya en la técnica de narraciones inmersas en narraciones más amplias.
            El dibujo, personal y expresivo, continúa haciéndonos disfrutar con su gran riqueza de detalles históricos y en el equilibrio entre la acción y la descripción, con una insólita sensibilidad para extraer toda la belleza posible de cada elemento de la historia, con guiños continuos a estéticas de lo más diverso. En resumen, Orlando y el juego  continúa siendo una de las grandes sagas actuales, y no hace sino aumentar la expectación para próximas entregas.
 
Gracias a Diábolo por el ejemplar.